.

Últimas Noticias

BDSM, tus clientes están rompiendo tabúes sobre el sadomasoquismo

BDSM, tus clientes están rompiendo tabúes sobre el sadomasoquismo

Administrador Sexshoperotik ago 3, 2017 Actualidad 0 Comments

El BDSM es una práctica erótica consistente en la realización de fantasias o juegos de rol. El término BDSM surge de la unión de las diferentes modalidades que se practican, Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo. En países como España se suele utilizar más la palabra sadomasoquismo para referirnos a esta práctica erótico-sexual, aunque el término BDSM ha ganado mucha popularidad también.

¿Por qué el BDSM es tan popular?

Por un lado, todos deseamos llevar a cabo fantasías sexuales, ya sea dominar o ser dominado. Quizás no lo manifestemos activamente, pero incluso sin darnos cuenta adoptamos roles de dominación o sumisión en el sexo convencional. Por otro lado, la saga 50 Sombras de Grey ha sacado a la luz y roto el tabú sobre la práctica de BDSM. A la hora de orientar la venta de productos para la práctica de esta modalidad erótica, es importante tener en cuenta en qué fase se encuentra nuestro público, pues los artículos eróticos variarán en función de la intensidad con la que se quiera jugar. El abanico de posibilidades es muy amplio, desde utilizar unas esposas y una pluma, a utilizar auténticos látigos de cuero para flagelar.

¿Empezando en el BDSM

En la cultura BDSM, se utiliza el término vainilla para referirse aquellos que solamente practican sexo convencional.

Una vez dado el paso, es recomendable utilizar juguetes o accesorios que complementen la relación sexual normal. Estos kits de iniciación sirven para conocer el mundo BDSM con un enfoque de iniciación. Ten en cuenta que muchos de tus clientes se habrán inspirado en películas o relatos eróticos y probablemente estén buscando vivir una nueva experiencia sexual sin llegar a ningún extremo. Te recomendamos algunos de los productos dirigidos a este público:

Avanzados

Aquellos que practican el BDSM en mayúsculas, buscan una experiencia media-extrema que no siempre tiene la relación sexual como objetivo. El perfil avanzado segmenta muy bien los papeles de dominante y dominado. El dominado o pasivo disfruta de la sensación de privación de libertad, mientras que el dominante dirige y marca el ritmo.

Las prácticas más hardcore del BDSM se basan en el sadomasoquismo, donde el dominado siente placer al ser castigado o sufrir determinada intensidad de dolor